MEETING SHAWN MENDES

El sueño de cualquier fan es poder conocer a su ídolo, y es algo realmente difícil, ya que lo podemos sentir tan cerca a través de la pantalla que tenerlo tan lejos duele. Duele mucho. Duele que la persona que te ayuda a creer más en ti, a desconectar del mundo y a sentir ese pellizco que nadie te hace sentir viva tan lejos de ti.

Si me conocéis sabréis que Shawn Mendes lleva siendo mi modelo a seguir desde que saltó a la fama. Ya he ido a 3 conciertos suyos, ya lo he sentido tres veces muy cerquita, pero una de ellas sobrepasa a las demás.

Pasar una cortina y

Temblar.

Tartamudear.

Llorar.

Pero sobretodo, SENTIR.

Si alguna vez te has preguntado qué se siente al conocer a una de las personas que más te inspiran, las palabras anteriores son la definición exacta. Shawn es una persona increíble, simpática y muy cercana. Lo que más me sorprendió de él fue la sencillez. Sinceramente, no estuve mucho tiempo con él (si habéis ido a algún meet & greet sabréis a lo que me refiero), pero fue el suficiente para darme cuenta de que eso es lo que quiero, que quiero seguir admirándolo, no solo musicalmente sino humanamente. Fue una experiencia súper bonita, en la que Shawn me demostró lo grande que es y en la que pude agradecerle todos los buenos momentos que me ha hecho pasar. Porque ser fan no es solo admirar a alguien, es hacer amistades, sentir la emoción de un concierto, viajar, ver como esa persona crece y tú a su lado.

Nosotros podemos llegar a pensar que los cantantes famosos, modelos, actores etc. son como algo superior, las vemos tan en la cima que nos cuesta creer que sean humanos, como tú y como yo, nos cuesta creer que también pueden caer y romperse. Yo tenía una especie de percepción de que todas estas personas que están tan arriba tenían algo diferente (excluyendo el talento). Aunque nos parezca increíble son tan humanos como nosotros: sienten, escuchan, piensan… Pensaréis que lo que acabo de decir es de locos, ya que es bastante obvio que son humanos, pero creo que realmente sabéis a lo que me refiero. Conocer a Shawn me cambió mucho la visión sobre lo que es la fama, me hizo ver que son iguales de sensibles que nosotros y que están expuestos a tanta presión que a veces es difícil. Es difícil no fallar a nadie. Verme allí de pie, parada como si estuviera congelada, llena de nervios y abrazada a Shawn ha sido uno de los momentos más emocionantes de toda mi vida, no solo por el hecho de estar con él, también porque me hizo ver que si luchas se llega a la meta. Mi camino era la distancia, y mi meta era Shawn.

Está en nosotros creer. Está en nosotros luchar por conseguir conocer a esa persona que tanto te ayuda sin saberlo. Está en nosotros tener confianza en nosotros mismos. Que si no es hoy, será mañana, el mes que viene o dentro de cinco años. Pero llega. Te aseguro que llega. Así que, por favor, no te rindas y sigue luchando por conocer a esa persona.

Con este post no quería solamente contar mi experiencia personal, que espero que os haya servido como ejemplo de lo que puede ser un meet & greet, quería convencer a aquellos que tengan la ilusión de conocer a alguien de que se puede conseguir. Que al final todos los muros acaban derribados, y está en ti creer que puedes derribar el muro que más daño nos hace: la distancia.

All the love,

Carmen.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s